domingo, 15 de abril de 2012

LA NECESIDAD DE BUFONES EN ESTOS TIEMPOS



En estos tiempos, de sobra turbulentos, en los que las personas no importan a los poderosos sino sólo el propio poder y las ansias por acumular dinero a toda costa, si el teatro es necesario porque hace pensar a las personas, los bufones son imprescindibles porque nos hacen reflexionar y recordar las grandes mentiras que a fuerza de ser repetidas acaban por parecernos normales. El gran engaño, la gran mascarada del poder. 
El pasado jueves tuve la suerte y el honor de poder asistir a la convocatoria de uno de los mejores 
bufones, si no el mejor, del S. XXI, el sr. Leo Bassi. Tras una serie de censuras por parte del alcalde de Santiago de CompostelaGerardo Conde Roa, el deseo de las personas por escuchar a este genio de la escena fue mayor que la capacidad del alcalde de cerrar las puertas al sr. Bassi sólo porque a aquél "le produce especial repugnancia". Y Leo Bassi consiguió no sólo la función censurada sino dos funciones más que, al menos, en la segunda convocatoria, la de las 21hs, estuvo "hasta la bandera".

Creo que más allá de la censura a uno de los grandes de la escena, lo más grave del asunto fue comprobar que este señor del
PP se creía en el derecho de decidir qué es lo que la gente puede ver o no ver y qué tipo de espectáculos son los que nos "convienen". Esto sólo demuestra que su intención no es gobernar y administrar una ciudad o pueblo sino mandar en las mentes de sus ciudadanos.

Si permitimos a nuestros gobernantes que decidan a qué espectáculos podemos asistir, qué películas debemos ver,  qué programas de televisión nos convienen o qué mano nos rasca el culo, ¡lo llevamos claro! Seremos cada día más esclavos de ese poder ante el que pretendemos rebelarnos.
Asistimos a un des- gobierno en el que los ladrones de salón son indultados y los que sacan las verdades a la luz encarcelados, y lo triste es que nos lo comemos con patatas y Coca Cola.
Nos prometen que toda convocatoria de protesta en la red será considerada acto criminal y acabarán vetando las manifestaciones cívicas. ¿Y no hay quién les devuelva sus mentiras en la cara?

Por eso creo que los bufones son imprescindibles en estos días. Porque, como dice el propio Leo Bassi "
Reírse del poder, de las falsas religiones, reírse también de los que se han vendido es una arma poderosa que deja desnudo al emperador.leobassi.com


Hacen falta voces que se rían en la cara de estos cretinos. Hace falta reirse de ellos, de los opresores, de los poderosos, de los sinvergüenzas. La risa nos eleva, nos purifica y nos une ¿no os parece?



¡Gracias maestro!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se admiten opiniones siempre que no incluyan insultos, vejaciones, datos privados como teléfonos, etc, comentarios no relacionados con la entrada o publicidad. Me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios inapropiados para este blog.